El Brexit en 2018, qué pasará

situacion brexit

El año pasado, en cuanto a cuestiones políticas fue un año muy intenso y variado. Ahora, en este año, casi cualquier cosa podría pasar si miramos y reflexionamos sobre el año anterior. ¿Nuevas elecciones generales en UK? Es posibilidad probable que no se debe descartar.

Según el gobierno actual del Reino Unido, abandonarán la Unión Europea el 29 de marzo de 2019, pero de aquí a entonces pueden pasar muchas cosas, y ahora las negociaciones están en un punto álgido.

Lo que tenemos que comprender a estas instancias, es que el propio gobierno del Reino Unido todavía no sabe muy bien cómo llevar a cabo esta salida y al estado final de gobierno al que se dirigen. Cuando todavía hay voces en el país que dicen que el brexit se puede parar y no llevarse a cabo en este mismo año.

El discurso de Theresa May respecto al Brexit es ambiguo. La primera ministra dice que el periodo de transición (como ya hemos dicho) podría durar un par de años. Además:

  • Propone un nuevo acuerdo de seguridad entre Reino Unido y la UE.
  • Sobre el comercio y la deuda también quieren desarrollar un nuevo plan que cambie lo establecido y que beneficie a su territorio aunque cumplirían las exigencias contraídas mientras fueron miembros.
  • También afirmó que no hay necesidad de colocar aranceles cuando no los ha habido durante todos estos años.

La posible salida del país de la Unión Europea también deja en vilo a los españoles que están viviendo actualmente en el país extranjero por su situación legal. La primera ministra ha alegado que la situación no será igual para los que ya estaban viviendo en el país antes del proclamado Brexit que para los que vengan después, dando a entender que quiere hacer una reestructuración sobre la inmigración en su país y los tiempos de estancia, aunque provengan de países vecinos dentro de Europa.

Respecto a las relaciones comerciales pretende que todo siga igual en el nivel de facilidades, pero hay mandatarios europeos que no están de acuerdo con este punto de vista. La visita de Theresa May a china en el pasado mes de diciembre es un ejemplo de que quiere expandir, además, las relaciones tradicionales de comercio hacia nuevos territorios.

Los acuerdos de seguridad europeos en vilo por el Brexit

seguridad europea

El Brexit podría poner en jaque el acuerdo de seguridad alcanzando dentro de la Unión Europea en estos últimos años en materia de terrorismo y lucha contra las amenazas externas. Eso es lo que han advertidos varios mandatarios europeos a Theresa May al querer renegociar un acuerdo en dicho tema.

Es un tema de actualidad: los nuevos acuerdos que se alcanzarán ahora cuando el país tiene previsto abandonar la unión en un máximo de dos años. Se espera que la señora May confirme que quiere que Reino Unido siga siendo para de la orden de arresto europea y de la Europol, pero dentro del gobierno de la primera ministra, no todo el mundo piensa así.

Todas las alarmas saltaron cuando el negociador del Brexit, Michel Barnier, insistió en que el Reino Unido debería abandonar la Europol como consencuencia lógica de los resultados obtenidos en el referéndum celebrado el pasado año.

Sin un acuerdo explícito en materia de seguridad, tendrían que pasar hasta tres años para que después del Brexit, Reino Unido como país externo, recibiera la aprobación de la UE para que los datos se intercambien libremente.

Es conocido que Theresa May quiere redactar un nuevo acuerdo de seguridad donde esté implicado su país, y sus intenciones, de momento, no se conocen a nivel práctico. Lo que es seguro que estos titubeos en cuanto a materia de seguridad implican un retroceso considerable, debido a los pasados atentados y que la colaboración en materia de información entre los países de la zona común ha sido imprescindible.

Por lo que pueda pasar, Francia y Alemania ya se han sentado para negociar un nuevo acuerdo de seguridad si el Brexit se hace efectivo. Un acuerdo donde estos dos países, los principales pulmones ahora de la Unión Europea, puedan juntar fuerzas y ofrecer un protocolo a la altura.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea ya es algo que se da por sentado, cuando Theresa May ha vuelto a confirmar que no habrá otro referéndum y que la salida es definitiva.

“Propongo un nuevo pacto de seguridad entre la nueva relación del Reino Unido y la Unión Europea que siga manteniendo la soberanía de nuestro país”, concluía la primera ministra.

Ángela Merkel y su situación política actual

politica merkel

Alemania vive a día de hoy tiempos políticos muy convulsos. El país ha tardado cerca de cuatro meses y medios en formar un gobierno, algo sin precedentes dentro del país. Los votantes del partido político SPD están en rebelión y puede que el gobierno de gran coalición resulte vetado en la próxima votación en el parlamento.

Martin Schulz, el que hasta ahora era el líder del partido, está a punto de abandonar la política y este mismo viernes anunció su retirada como Ministro de asuntos exteriores. Mientras tanto, las bases del partido Democrta Cristiano –el de Ángela Merkel– están criticando abiertamente a la canciller.

Con los dos grandes partidos debilitados que ahora forman la gran coalición, se habló de una nueva, y formada por dos partidos de extrema derecha.

Para muchos, el declive del gobierno y de Ángela Merkel, comenzó la semana del 4 al 6 de septiembre de 2015, donde tuvo que elegir si abrir las fronteras o cerrarlas frente a un gran grupo de refugiados que venían a pie desde Hungría. La decisión de dejarlas abiertas propició una gran pérdida de popularidad entre los alemanes.

La cuestión de la inmigración por parte de los refugiados que vienen de Oriente Medio, está propiciando que los partidos extremistas en contra de las políticas integración.

Fue aquí cuando el partido de extrema derecha y sus políticas, el AFD alcanzó su mayor cuota de popularidad, que hasta el momento sigue manteniendo y subiendo. Aunque el partido ya llevaba desde 2014 en el parlamento.

La ruptura de la gran coalición alemana no conviene a ningún país dentro de la Unión Europea, sobre todo por los tiempos de semejante incertidumbre que estamos viviendo en estas fechas. La cuestión de los refugiados y las políticas económicas son un claro ejemplo de ello, y se necesita a una Alemania fuerte y sin fisuras, que siga marcando la línea de la Unión.